Ante tanto contenido basura en Facebook es de agradecer que de pronto aparezca algo que vale la pena leer y compartir. ¿Qué elementos del universo se unen para hacer que una publicación se vuelva viral? Es común ver fotografías graciosas o videos cotorrones que llaman la atención del facebookero. Sin embargo, hay publicaciones que van más allá, que logran una interacción entre usuarios y que motivan a sumergirse en el proceso de la reflexión. Tal es el caso de Fabian cándido y su Anita desalmada, (en realidad la publicación no tiene título, sino que comienza de lleno con: Acerca de esta foto). Se trata de una publicación que realizó Fabian Herllejos, un joven de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que a partir de la publicación de una fotografía (tomada siete años atrás), rememora una historia con la que muchos se sienten identificados lo cual hace que pronto se convierta en una publicación viral.

La historia no narra más que el hecho del muchacho (con poco dinero en el bolsillo) que invita a Anita, la chica que le gusta, a un concierto de Enrique Bunbury. Cada vez se queda con menos dinero porque “la tal Anita” resultó ser “una aprovechada”. La historia, además de divertida, guarda un aire trágico. Él chico le declara su amor a Anita y ella, quitada de la pena, le rompe el corazón y le dice que solo lo quiere como amigo.

A los pocos días de realizada la publicación comenzó a correr por las redes de manera desenfrenada, alcanzando los 46 804 likes. Fue compartido más de 7 846 veces y recibió más de 9 670 comentarios.

En los comentarios comenzó a distinguirse dos posturas importantes: la primera consistía en situar a “Anita” como la malvada de la historia y en la otra, colocar al taxista (otro personaje importante de la historia) como el héroe que termina salvado a Fabian, el protagonista de la historia.

La fotografía y la descripción de la misma, crean en el lector un estado de expectativa. Se sabe que algo pasará.

Los comentarios en las redes no se hicieron esperar. Los más frecuentes van con cierta agresión y rechazo hacia Anita: “Pinche Anita mala”; “qué cabrona esa Anita”; “Pos la Anita sí se pasó” o “que chingue su madre la Anita, por ojete”, solo por citar algunos ejemplos.  El héroe de la historia es el taxista, quien sin duda y porque así lo manifestó la mayoría “se portó chido”. A partir de allí, los más de nueve mil likes se sitúan en una serie de análisis sobre si el protagonista quiso o no comprar el cariño de Anita.

La mayoría estuvo de acuerdo en que Fabian tiene un gran talento para escribir.  Hay que reconocer que se trata de un texto sencillo, pero bien narrado y redactado. Eso se agradece mucho. De principio a fin mantiene al lector interesado, sumergido en la historia; identificándose con los personajes.  Sin duda, este tipo de publicaciones en las redes sociales, es muy positiva. Se comparte un texto inteligente, y sin darse cuenta, se fomenta a la lectura.  Quizá muchos dedicaron más tiempo del acostumbrado a leer, gracias a la seducción de Fabian. Muchos comentaron que no podían creer que estuvieran leyendo. Pero fue la magia del texto lo que atrapó a los lectores.  Aquí van unos comentarios de ejemplo:

Marcelita Lpx: El punto no es si Anita fue malvada o no, y mucho menos si él se pasó de romántico o no. Creo que la forma en que contó la historia e hizo que nos atrapara fue realmente importante y fenomenal. Ya es hora de irme a correr, la leí hace dos días y sigo atrapada en ella por los comentarios.

Gabriel Rodrigo Valencia Cardona: Me pasó algo similar cuando tenía 15 años. Yo leyendo a las 6 am. No me lo creo.

Las redes sociales, en cuanto a número, dicen lo correcto esta vez: el texto de Fabian Herllejos vale la pena ser leído. Una vez que comienzas, ya no puedes detenerte y disfrutas todo desde el principio hasta el final.

Puedes leer el texto AQUÍ

Compartir
Artículo anteriorAcerca de esta foto.
Artículo siguienteMÁGICO, SOMBRÍO, IMPENETRABLE… SEDUCTOR
Estudiante de la licenciatura en Administración. Es integrante del Centro Comiteco de Creación Literaria; Co – conductora del programa radiofónico Crónicas de Adobe, en radio Imer; Premio Estatal de la Juventud 2009.

Dejar respuesta